Ajustes

¡Bienvenido a un paisaje montañoso legendario!

Déjese sorprender: por un paisaje montañoso legendario y variado

Pasee por los frondosos bosques caducifolios o de coníferas, entre cantos rodados o por acantilados. Escuche la calma de los pantanos o la llamada del picamaderos negro y del chochín común. Disfrute de la atmósfera de arroyos de montaña cantarines y déjese deleitar por las vistas desde el pico Brocken a 1.141 metros de altura.
Antes que usted, otros personajes ilustres ya habían recorrido Harz. Goethe subió al pico Brocken tres veces. Heinrich Heine narró su «Viaje a Harz». Y el descubridor Alexander von Humboldt también paseó por aquí durante su periodo de estudios en Göttinger, observando y acumulando experiencias.
El duro clima y la variada geología caracterizan el sistema montañoso de mediana altura más septentrional de Alemania. El paisaje de Harz hará que su visita al parque nacional sea una experiencia inolvidable.

El parque

El parque nacional de Harz se estableció en 2006 a partir de la fusión de dos parques nacionales ya existentes: el «Hochharz» (Sajonia-Anhalt), existente desde 1990, y el «Harz» (Baja Sajonia), fundado en 1994. Con su fusión, la unidad regional de Harz se hizo cargo de ello. De este modo se estableció el primer parque nacional de varios Estados federados de Alemania. Cuenta con una superficie de aprox. 25.000 hectáreas.

Parques nacionales en todo el mundo

Los parques nacionales son espacios protegidos con una gran tradición. En 1872 se estableció el primer parque nacional de EE.UU. en la región de Yellowstone. Actualmente existen en todo el mundo unos 5.000 parques nacionales, 16 de ellos en Alemania. El centro de atención lo ocupa la protección de los procesos naturales. «¡Dejar la naturaleza al natural!» es el lema del parque nacional. De este modo se conservarán preciados hábitats para numerosas y, a menudo, inusuales especies animales y vegetales. Sin embargo, no se impide el paso al hombre: al igual que la observación científica de los procesos naturales, el disfrute de la naturaleza con respeto y educación medioambiental también es otra de las preocupaciones del parque nacional.

El parque nacional de Harz y sus objetivos

En Harz también se deja que los hábitats protegidos sigan su propio ritmo natural. Los procesos de la vida, como nacer y morir, se mantienen inalterables a la acción del hombre en los diferentes ecosistemas forestales, pantanos, arroyos o acantilados. El parque nacional de Harz respalda estos procesos mediante trabajos de investigación propios. Además, allí donde el hombre ha intervenido en la naturaleza se llevan a cabo proyectos de recuperación del carácter natural, como por ejemplo volviendo a inundar zonas pantanosas, recuperando el carácter natural de los cursos del agua o mediante el desarrollo forestal. Algo exclusivo en un parque nacional alemán es la repoblación del lince.
Otro punto central del trabajo aquí es acercar al hombre la belleza de la naturaleza virgen. En más de 2.500 eventos al año, los visitantes pueden descubrir el parque de la mano de los guardas del parque nacional.
Pero también pueden realizar numerosos descubrimientos por su cuenta por los senderos forestales y pistas de esquí de fondo debidamente señalizados.

Un paisaje especial

Las rocas más antiguas de Harz cuentan con 500 millones de años de antigüedad. Originado hace 300 millones de años, el magma del interior de la tierra penetró en la montaña. Los movimientos de la corteza terrestre hicieron que se elevara. Después, la descomposición y la erosión allanaron la montaña, dejando parcialmente al descubierto de nuevo capas antiguas. Las épocas glaciares dejaron su huella. No existe apenas ninguna otra parte en este país en el que sea posible encontrar tantas formaciones geológicas en un espacio tan pequeño como en la «clásica milla cuadrada geológica de Alemania».
El clima también es distinto al resto de sistemas montañosos de mediana altura de Alemania. Debido a su privilegiada situación, el clima de Harz es duro y comparable al de latitudes escandinavas: condiciones climáticas para las cuales se debe ascender hasta aprox. 1.000 metros en los Alpes. Lo anterior se aplica principalmente al pico de Brocken, sobre el que se registran los vientos de mayor velocidad de Alemania.
El clima y las condiciones geológicas crean un paisaje especial: variedad orográfica, en los suelos y en los biotopos. Aquí es posible encontrarse seis niveles de altura con sus respectivas condiciones de vida específicas para diferentes especies animales y vegetales, entre las cuales se encuentra a aprox. 1.100 metros de altura un límite del bosque natural.
El parque nacional de Harz es un hábitat de gran importancia a nivel europeo y para parte de la Red Ecológica Europea «Natura 2000». Aquí habitan algunas especies de aves inusuales como la cigüeña negra o el mochuelo chico. Por los bosques vagan gatos monteses y linces. En los pantanos crecen droseras rotundifolias y otras plantas extendidas principalmente por el norte. El parque nacional de Harz ofrece una gran variedad de espacios únicos en Europa Central principalmente a especies típicas de climas duros.


Y